Almacenar durante más tiempo frutas y verduras sin refrigeración

Wakati es un sistema que permite almacenar durante más tiempo frutas y verduras sin refrigeración, es una tecnología asequible y económica concebida para ayudar a los habitantes de los países en vías de desarrollo que no tienen acceso a la electricidad. Básicamente se podría decir que es una especie de caja fabricada con un tejido especial que permite crear en su interior un microclima esterilizado que aumenta la vida útil de los alimentos, los que en climas cálidos se empezarían a degradar al cabo de un día o dos, pueden durar hasta 10 días, incluso algo más si el clima es seco.

Esta solución fue concebida como proyecto de fin de carrera por Arne Pauwels, un estudiante de la Universidad de Amberes, ahora se ha hecho realidad y se está empezando a distribuir en algunos países como una posible solución para almacenar excedentes de frutas y verduras. Wakati es un refrigerador que facilita que los pequeños agricultores puedan almacenar los excedentes de sus cosechas e ir comercializándolos sin tanta premura como ocurre habitualmente. Con esta simple solución se logra reducir el desperdicio alimentario y maximizar los beneficios que pueden obtener los agricultores de los países en vías de desarrollo.

Según explica Arne Pauwels, el primer paso para el desarrollo de Wakati fue un viaje realizado a Etiopía para identificar las oportunidades de desarrollo en colaboración con empresarios locales y ex alumnos del Programa de Empresariado en Países Africanos de la Casa Blanca, puesto en marcha por Hilary Clinton. El estudiante pudo constatar en su viaje que las pérdidas resultantes de las cosechas que obtenían los agricultores eran muy elevadas, no existiendo soluciones económicas y asequibles para poder conservar los alimentos durante el tiempo en el que se comercializaban.

Esta especie de refrigerador se concibió para aumentar la productividad desde la perspectiva de la conservación y no de la producción. ¿De qué sirve producir más comida si no se puede conservar e irremediablemente empezará a descomponerse poco después de realizar la recolección? Conservar los alimentos es tan importante como producirlos y a partir de esta idea se gestó el proyecto Wakati, un sistema de conservación que sólo necesita una pequeña cantidad de agua, nada más. En este sentido, sería interesante recordar que la organizción independiente IMechE (Institución Profesional de Ingeniería), dio a conocer un informe en el que concluía que se podría reducir el desperdicio alimentario en los países en vías de desarrollo si estos países contaran con equipos de refrigeración adecuados.

El refrigerador económico para los países en vías de desarrollo está fabricado con un tipo de loneta que mantiene un microclima esterilizado con la ayuda de un panel solar de 3 W, flexible, portátil, plegable y muy eficiente. Es sencillo de utilizar y suministra la energía necesaria para poder crear el microclima con la ayuda de 200 mililitros de agua y un pequeño ventilador. El sistema crea un ambiente más fresco y húmedo en esta estructura que se asemeja en forma a la de un refrigerador que puede almacenar hasta 150 kilos de frutas y verduras.

A diferencia de un frigorífico convencional, el Wakati no controla la temperatura interior, por lo que no se pueden almacenar los productos perecederos durante un largo plazo de tiempo, sin embargo, 10 días de vida útil es todo un avance que permitemaximizar y optimizar las pequeñas cosechas obtenidas, además se puede desarrollar otro tipo de cultivos y no tener que depender exclusivamente de aquellos que sólo necesitan un mínimo de características específicas de conservación no relacionadas con la refrigeración.

Sobre estas líneas podéis ver una fotografía donde se muestran unas zanahorias, unas lechugas y unas judías, los alimentos de la parte superior no han contado con un sistema de conservación, se han empleado las técnicas habituales de conservación que llevan a cabo los agricultores, en la parte inferior se muestran los alimentos que han estado en el interior del Wakati durante 10 días.

De momento ya se han fabricado las primeras 100 unidades y han sido enviadas a Uganda, Afganistán y Haití, la nueva empresa está preparada para producir a un coste de 100 dólares (unos 82 euros) por unidad de refrigeración. Arne Pauwels explica que un aumento de la producción de Wakati permitiría reducir aún más los costes de producción de estas unidades de conservación de alimentos.

En estos países poder almacenar alimentos durante más tiempo es todo un avance, se puede mejorar la economía, reducir el desperdicio alimentario e impulsar nuevos cultivos, no es de extrañar que el sistema Wakati haya logrado obtener varios premios por su carácter innovador, eficiencia y contribución a la mejora de las comunidades más desfavorecidas. A través de la página oficial de Wakati podréis conocer más detalles sobre el proyecto.

Fuente: Gastronomía & CIA
Anuncios