La higiene de equipos e instalaciones, clave para la seguridad alimentaria y ventaja competitiva para las empresas

El seguimiento de prácticas higiénicas seguras en el procesamiento y elaboración garantiza la seguridad de los productos alimenticios. La industria debe tener capacidad de establecer sus propios mecanismos de prevención para evitar peligros relacionados con la contaminación y elaborar productos seguros que cumplan con la normativa y que garanticen la seguridad alimentaria. Para ello, las instalaciones deben estar en buen estado de conservación, limpieza y desinfección. En este sentido, el diseño higiénico es clave.

La cuestión de la higiene puede convertirse en una ventaja competitiva, ya que resulta una herramienta muy eficaz para la reducción del consumo de energía, así como de las cantidades de agua potable y el uso de agentes químicos (detergentes y desinfectantes). El diseño de los equipos e instalaciones que intervienen en los procesos de elaboración de alimentos y productos afines como cosméticos y fármacos teniendo en cuenta criterios higiénicos, resulta fundamental.

Por este motivo, Ainia como miembro y sede de la Sección Regional de EHEDG (European Hygienic Engineering and Design Group) ha organizado la jornada ‘Diseño higiénico de equipos e instalaciones’, donde se explicarán los conocimientos necesarios para seleccionar convenientemente los equipos, de manera que la seguridad del producto siempre quede garantizada. También se darán a conocer los principales requisitos higiénicos que se deben tener en cuenta a la hora de realizar una reforma o ampliación de instalaciones.

Los ponentes serán Marco Antonio Rojo de Calidad Pascual que explicará con un caso práctico cual es la ventaja competitiva que supone para la empresa la integración del diseño higiénico; Miguel Guerrero deFreudenberg que abordará la calidad del aire y los sistemas de filtración en la industria alimentaria; y Fernando Odriozola de Ulma Inoxtruck que realizará una demostración de la integración del diseño higiénico en los equipos de transporte y manipulación de alimentos.

Por otro lado, Ainia abordará los principios, requisitos y ventajas del diseño de equipos y de instalaciones, dará a conocer las actividades de EHEDG, así como el procedimiento EHEDG de certificación de equipos en las industrias de alimentación, cosmética y farmacéutica.

Dirigida especialmente a personal técnico de la industria alimentaria, farmacéutica, cosmética y a fabricantes de equipos, se enmarca dentro del ciclo de jornadas de seguridad alimentaria que está desarrollando Ainia con el objetivo de abordar los puntos clave para la industria en este ámbito.

Fuente: Interempresas

Ahorrar costes en la industria alimentaria mediante una gestión integral y sostenible del agua

El agua resulta fundamental para la industria alimentaria, tanto como ingrediente esencial en algunos productos alimenticios, como elemento que desarrolla una función importante en muchas fases del procesado como puede ser el lavado, la cocción, la limpieza, etc. Los últimos datos ofrecidos por FIAB reflejan que en España el consumo de agua de la industria agroalimentaria alimentaria se redujo un 33 por ciento en el período 2006-2010, gracias a las medidas implantadas en los últimos tiempos.

Pero el sector de la alimentación y bebidas europeo sigue empleando aproximadamente el 1,8% del consumo total de agua consumida en Europa, por lo que la apuesta por la sostenibilidad se hace cada vez más necesaria para la industria alimentaria. Y es que, los datos sobre consumo varían mucho entre los distintos subsectores, también según el producto/s elaborados, la tecnología de procesado, estacionalidad, etc. Así por ejemplo, una industria láctea,puede consumir 1-11 m3/T de leche recibida; las cerveceras2,5-7,2 hl/hl de cerveza producida; un plan de procesado de productos del mar2,2-4,8 m3/T producto acabado; una conservera de vegetales4-60 m3/T materia primaoun mataderopolivalente 1,0-6,4 m3/T de canal.

Una óptima gestión del agua repercute en el ahorro de gastos como pueden ser la adquisición o captación; el acondicionado para su uso, o los relativos a la depuración e impuestos. Elcoste del agua para una industria alimentariadebe calcularse teniendo en cuenta el coste de abastecimiento(agua subterránea o red); elcoste de acondicionadohasta su uso en proceso (ablandamiento, incremento de la temperatura, etc.); loscostes de inversión y mantenimientode los sistemas de depuración para cumplir con los límites de vertido, y por último, los cánones o tasas de saneamiento.

Permite además reducir el impacto medioambiental. Así, la racionalización de los costes del ciclo del agua, la mejora del balance energético asociado al tratamiento del agua y la adopción de nuevas restricciones en la calidad de los vertidos, son sólo algunos de los retos a los que se enfrenta actualmente la industria de la alimentación y bebidas.

Por otro lado, se afianza la idea entre las empresas del extraordinario valor que tiene la eficiencia hídrica como objetivo empresarial en el marco de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial. Esta tendencia se refleja también a nivel internacional entre distintos países, como por ejemplo, el caso británico y su “Water Commitment” a nivel estatal.

La clave: mejorar la gestión del agua en la empresa y ahorrar costes siendo más sostenible.

Conscientes de la importancia de una adecuada formación de los técnicos de las industrias alimentarias responsables en esta área, AINIA centro tecnológico impartirá del 15 de octubre al 30 de diciembre el curso online: Gestión integral del agua en la industria alimentaria, con el objetivo de proporcionar los conocimientos para una gestión integral y eficiente del agua, así como para el tratamiento de las aguas residuales.
El curso, de 60 horas, será impartido por profesionales con una dilatada experiencia en el sector. Entre otros estarán presentes: Pasqual Vall Escala,técnico de desarrollo de negocio en Aqualogy Soluciones Industriales; Javier Bernat Camí, director de la Unidad de Recursos Hídricos Alternativos en el Centro Tecnológico del Agua (CETaqua); PedroLópez Rosagro, product manager de Bioseguridad en Labaqua, y JavierClaros, responsable de proyectos del Departamento de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de ainia.

Se ofrecerán los conocimientos necesarios para racionalizar costes, mejorar el balance energético asociado al tratamiento de las aguas residuales, así como de las vías necesarias para adoptar las nuevas restricciones en la calidad de los vertidos. Además, se abordarán las nuevas tecnologías aplicadas al tratamiento del agua, la gestión y el mantenimiento de las instalaciones, la optimización, prevención y control de la legionella y la identificación de opciones de mejora.

Este curso está especialmente dirigido a técnicos de la industria alimentaria, que recibirán un diploma acreditativo. Se enmarca dentro del acuerdo marco sellado en octubre de 2013 entre AINIA centro tecnológico y la Fundación Aqualogy para impulsar la investigación científica y técnica en la gestión del ciclo del agua, así como fomentar la formación. Ambas entidades tiene una amplia experiencia acreditada en la realización de programas formativos en este ámbito.

Fuente: Econoticias

La industria alimentaria vive su año más agitado desde que empezó la crisis

La llegada del verano y las vacaciones no ha dejado tranquilo el mercado de la alimentación y la restauración. El pasado sábado se hizo pública la venta de la cadena de restaurantes Zena tras unas negociaciones que se alargaron durante muchos meses. Ayer mismo, se conoció la creación de un gran grupo de cafeterías en España con la unión de Café&Té y Panaria. Estos movimientos se unen a los numerosos que se han producido en lo que va de año en España.

Los fondos de capital riesgo y los inversores internacionales han sido los que han protagonizado muchos de estos movimientos que han afectado a los supermercados, la alimentación y la restauración.

Supermercados

Uno de los movimientos en este sector en España fue la anunciada adquisición del grupo El Árbol por parte de la cadena de supermercados Día a comienzos del pasado julio. La compra, a la espera del visto bueno de las autoridades de la competencia, se espera que se haga efectiva a finales de año. La compañía explica esta operación como una forma de acceder a nuevas zonas geográficas donde El Árbol estaba representado y aprovechar las sinergias en el mercado de los productos perecederos.

Por otro lado, Mercadona, una de las principales compañías del sector en España, anunció el pasado mes la entrada en Euskadi, única comunidad autónoma en la que, hasta el momento, no tenía presencia. Antes de final de 2014, la compañía dirigida por Juan Roig abrirá sus tres primeras tiendas en la comunidad autónoma.

En este mismo mercado, ha entrado un nuevo actor en los últimos meses. Se trata de los supermercados británicos low cost, Dealz, propiedad del grupo Poundland, dirigido por el fondo de capital riesgo Warburg Pincus. Abrió en julio su primer local en Torremolinos (Málaga) y espera seguir expandiéndose en el futuro. Es la primera tienda abierta en la Europa continental, antes solo se encontraba en Irlanda y Reino Unido.

También en el mercado low cost se ha comenzado a instalar en España Costco, uno de los principales comercios minoristas en EE UU. Por el momento ha abierto en Sevilla, pero se espera que llegue a otras ciudades como Madrid. Su modelo recuerda a Makro.

Alimentación

El mercado de la alimentación también ha visto cómo algunas empresas importantes han sido compradas o han cambiado su composición. En el apartado de compras, una de las más importantes ha sido la entrada del fondo de capital riesgo CVC en el accionariado de Deoleo a través de la participación de Bankia, entre otros, con la intención de acabar haciéndose con el 100% empresa. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) anunció el pasado 25 de julio la admisión a trámite de la opa planteada por la filial del fondo, OLE Investments. El fondo de capital riesgo cifró en 439 millones el valor de la empresa aceitera, a 0,38 euros por acción.

Con estos cambios en el accionariado, la empresa productora de Carbonell, así como otras marcas en otros países, ha cambiado su dirección, y prevé una “reestructuración financiera” y avanzar en el proceso de “internacionalización e innovación”.

Los capitales extranjeros también se han hecho este año con otra compañía española, Campofrío, que tras meses de negociaciones pasó a manos de la mexicana Sigma y la china WH Group Limited, anteriormente Shuanghui, que se hicieron con el 80,93% de las acciones de la cárnica. En total, se vendieron 13,4 millones de participaciones a un precio de 6,90 euros cada una.

A pesar del cambio de dueño, la compañía afirma no haber modificado su modelo de producción ni su dirección. Hasta 2015 “se mantiene la estrategia” de la empresa.

También Osborne recibió una inversión desde el extranjero. En concreto, la china Fosun se hizo con el 20% de la compañía tras una ampliación de capital. La familia propietaria sigue controlando el 80%. Con esta operación, según informó en su día la empresa, Osborne pretende ampliar su presencia en el país asiático gracias a un socio local.

Diferentes fueron los cambios emprendidos por Nutrexpa. La productora de Cola-Cao o Cuétara, entre otras marcas, anunció en junio la división de la compañía en dos empresas distintas. En concreto, una se encargará de la sección de cacaos (la ya mencionada Cola-Cao, Nocilla o Paladín) en las dos plantas que hay en España y una en China. La segunda, centrada en las galletas con marcas como Artiach o Phoskitos, se quedará con las seis fábricas en España y una en Portugal.

La división, que se hará efectiva a partir del 1 de enero de 2014, dejará a la familia Ferrero (poseedora del 50% de Nutrexpa) al mando de los cacaos y la otra familia propietaria, Ventura, se quedará con las galletas. Según la compañía, se busca la especialización de cada división.

Restauración

Los últimos días también han dejado operaciones importantes en el sector de la restauración. La más importante, tras meses de negociaciones y ofertas, ha sido la adquisición de Zena por parte de la mexicana Alsea y el fondo de capital riesgo español Alia, por 270 millones de euros. La empresa, hasta ahora propiedad de CVC, posee La Vaca Argentina, Cañas y Tapas, Burger King o Fosters Hollywood entre otros en España. De esta forma, CVC desinvierte tras 13 años en el sector de los restaurantes y las franquicias de comida rápida. Había adquirido el grupo por 93 millones de euros en 2001.

Los fondos de capital riesgo, los protagonistas

En las principales operaciones del sector han participado activamente fondos de capital riesgo, tanto por sus inversiones como sus desinversiones.

El fondo que más movimiento ha tenido ha sido CVC. El anuncio de la OPA sobre la totalidad de Deoleo coincidió en fechas con su desinversión en Zena, en la que llevaba 13 años, un periodo muy largo para tratarse de un fondo de este tipo. Según fuentes de la compañía, ambas operaciones no están ligadas y son independientes.

Parte de la cadena de restauración ha sido adquirida por otro fondo de capital riesgo, Alia Capital Partners, que divide sus inversiones entre España y México. Aquí ha participado en grupos como Navidul, Revilla o Famosa, pero esta ha sido su primera inversión en cadenas de restaurantes.

Otros dos fondos de capital riesgo HIG y 3i, han protagonizado la creación de un gran grupo de cafeterías. El primero, aglutinando las dos principales compañías, Café&Té y Panalia, y el segundo, desinvirtiendo en el sector.

Por último, la nueva cadena de supermercados Dealz, es propiedad de otro fondo de capital riesgo, en este caso del Reino Unido, Warburg Pincus.

Fuente: Cinco Días