La ULE dedica un curso al control de calidad de los alimentos por medio de la cromatografía

El viernes 19 de julio darán comienzo las sesiones del curso de extensión universitaria que ha sido organizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de León con el objetivo de formar a los participantes en el empleo de las técnicas cromatográficas para su aplicación en el análisis de los alimentos.

Dirigido por la profesora Camino García Fernández, el curso va dirigido a alumnos de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Veterinaria, Biología, Biotecnología, Ingeniería Agraria, así como a cualquier estudiante o profesional que desee conocer estas técnicas en unas jornadas que van a tener un carácter eminentemente práctico de 40 horas de duración (7 teóricas, 21 prácticas, 10 de trabajo personal y 2 de evaluación.

La cromatografía es uno de los principales métodos para la separación de especies químicas estrechamente relacionadas en mezclas complejas, y tiene aplicación en todas las ramas de la ciencia. En este curso se estudiará su empleo en la industria alimentaria en tareas como la determinación del contenido de proteínas en algunos alimentos, la presencia de ‘polifenoles’ y su extracción, o la identificación de aminoácidos y su cantidad en algunos quesos.

Los ‘polifenoles’ están presentes en productos como el vino o la ‘própolis’ (producto elaborado por las abejas para proteger sus colmenas), y poseen propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias que los hacen muy interesantes para la industria alimentaria.

Las técnicas de cromatografía también puede servir para llevar a cabo controles de calidad en las industrias alimentarias, y se puede aplicar a múltiples productos (carnes, embutidos, quesos, preparados de todo tipo) para efectuar un estudio de los contenidos nutricionales y determinar aspectos como el contenido de ácidos grasos saturados o insaturados. A veces pueden detectar fraudes, por ejemplo mediante la determinación del contenido de oleicos en un aceite de oliva, para conocer si es virgen extra o de menor calidad.

Las personas interesadas pueden formalizar su inscripción en la Unidad de Extensión Universitaria y Relaciones Institucionales (Avenida de la Facultad de Veterinaria, 25), en el teléfono 987 291 961/293 372), o en la modalidad online a en la web de la ULE http://www.unileon.es. El precio de la matrícula se ha fijado en 200 euros, cantidad que se reduce a 150 euros para estudiantes y personas en situación de desempleo.

Fuente: El Bierzo Noticias
Anuncios