El Ministerio investiga a DIA y Alcampo y a sus proveedores de aceite de oliva

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, ha ordenado los análisis del aceite de oliva de DIA y Alcampo , denunciadas por COAG, y ha solicitado información a las propias cadenas y a sus proveedores.

|LEER MÁS|

Fuente: Alimarket
Anuncios

Google repartirá también carne y huevos en EE UU

Google va a expandir su servicio de entrega de alimentos a productos perecederos como los huevos y la carne, según ha publicado The Wall Street Journal. Por el momento, solo ciertas zonas de San Francisco y Los Ángeles podrán disfrutar de esta nueva prestación, integrada en Google Express, división de la empresa que tiene acuerdos con distintos comercios en Estados Unidos para entregar las compras a sus clientes en el menor tiempo posible.

Para entrar en este nuevo sector, Google va a reducir el tiempo de sus entregas a dos horas, desde las cuatro horas de ahora y aumentará la cuantía mínima de sus pedidos a los 35 dólares (frente a los 15 dólares actuales). En cuanto al precio de los pedidos, los miembros de Google Express tendrán que abonar tres dólares, mientras que ahora prácticamente todas las entregas eran gratuitos. Los clientes que no estén abonados al servicio tendrán que pagar cinco dólares por compra.

Este negocio no reportará, sin embargo, grandes beneficios para la compañía con sede en Menlo Park debido al elevado coste de las entregas o los reducidos márgenes de beneficio (en torno al 2%)  de la venta de alimentos. Dos de sus competidores, Amazon y Fresh Away mantienen a un elevado precio almacenes refrigerados en zonas cercanas a las ciudades. Sin embargo, Google ha afirmado que se limitará a entregar los productos de los comercios con los que tiene acuerdos. De esta forma evitará el riesgo de tener un inventario propio, así como de que se deterioren los alimentos. La empresa entregará, por el momento, los artículos de Costco Wholesale, Whole Foods Market y Smart & Final Stores, así como de Vincenç Foods, en Los Ángeles.

Fuente: Cinco Días