La Comisión del Codex Alimentarius examina las normas sobre inocuidad y calidad de los alimentos

Estos días se está celebrando el 39º periodo de sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius en Roma (Italia), la cita dio comienzo el 27 de junio y finalizará el 30 del mismo mes. Recordemos que el Codex Alimentarius o Código Alimentario fue establecido por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1963 con el objetivo de crear unas normas alimentarias internacionales armonizadas, por lo que esta Comisión de las Naciones Unidas se encarga de establecer y revisar dichas normas para proteger la salud de los consumidores y fomentar las prácticas leales en el comercio de los alimentos.

En la web de la FAO ya se pueden leer las actualizaciones sobre las decisiones tomadas en las primeras sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius, y nos parece interesante que se conozcan, esta suele ser información que no llega fácilmente a todos los consumidores y ya veis que en definitiva es el público objetivo. Cabe destacar que las que a continuación os transcribimos, son las primeras actualizaciones adoptadas, pero que se seguirán produciendo hasta que finalice este periodo de sesiones, así que hasta final de semana no se conocerán todas las novedades de los estándares internacionales para la inocuidad de los alimentos.
Los titulares que se extraen de las sesiones que empezaron ayer versan sobre distintos temas, como el control de la salmonellano tifoidea en la carne de cerdo y de vacuno, señalando las prácticas adecuadas que se deben llevar a cabo desde la producción primaria al procesado con el objetivo de prevenir, reducir o eliminar la salmonella en la carne fresca. Además recomiendan a los consumidores que cocinen a conciencia la carne de cerdo y de vacuno para evitar enfermar si dicha carne estuviera contaminada con salmonella.

También se han aprobado directrices que informan sobre la producción higiénica de diversos tipos de alimentos para controlar los parásitos, como el Toxoplasma gondii o la Taenia solium, que pueden llegar a los consumidores a través de carne contaminada poco hecha. Los valores de referencia de nutrientes para el etiquetado nutricional también han sido un tema a tratar, dado que la carencia de vitaminas y minerales en la dieta puede provocar problemas de salud, se han adoptado valores de referencia de nutrientes para el cobre, hierro, magnesio, fósforo y vitamina A que se incluirán en las directrices sobre etiquetado nutricional.

Hay novedades sobre el nivel máximo para el arsénico inorgánico en el arroz descascarillado (tema que trataremos con más profundidad, como hemos hecho en otras ocasiones), así como sobre las normas para la inocuidad de los aditivos alimentarios, sobre los límites máximos para los plaguicidas en los alimentos y sobre la revisión de los principios generales de higiene de los alimentos (PGH), así como de los análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP).

|LEER MÁS|

Fuente: Gastronomía & CÍA
Anuncios

Críticas a la OMS por su estudio de la carne

Solo un tema consiguió rivalizar con la posible independencia de Cataluña en los pasillos del Palau de Congressos de Cataluña donde se celebró el Congreso Aecoc: el estudio de la OMS sobre las carnes rojas y procesadas.

Una de las firmas afectadas por este informe, que liga el consumo de estos productos con el desarrollo de cáncer colorrectal, es Noel. El presidente de la firma catalana de embutidos, Joan Bosch, afirmó con rotundidad que hay una “máxima preocupación” por este anuncio.

El directivo afirmó, sin embargo, que se toma con “cautela” este estudio ya que consideró que no se puede hablar de tantos productos como un conjunto, y que se tendría que estudiar “artículo por artículo”. Pese a su preocupación por las posibles consecuencias, afirmó que no modificará su plan de negocio, que incluyen una reciente inversión de 30 millones en una nueva planta de producción, “aunque le afecte en las ventas a corto l presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, también se refirió a este hecho. El empresario reconoció que el informe de la organización sanitaria “sí que preocupa” en el sector cárnico español. Por ello, lanzó una advertencia a la OMS ya que según defendió, “antes de hacer una declaración de este tipo hay que medir muy bien las consecuencias”.

A esto, Rosell criticó duramente que las conclusiones del estudio de la OMS “quizá no estén cien por cien fundamentadas”. El presidente de la patronal añadió en su comentario que “en estos momentos, donde creamos información, la producimos y la lanzamos hay que ser cuidadosos, precavidos y no tan atrevidos”.

Tanto uno como otro coincidieron en remarcar los esfuerzos para adaptar la carne a las normativas sanitarias. “Se dan productos de máxima calidad que son totalmente controlables y evaluables”, afirmó Rosell a los medios que le preguntaron por este asunto. “Se han hecho esfuerzos impresionantes para estar al día”, defendió. El director general de Noel argumentó que las empresas trabajan mucho en la innovación y por buscar fórmulas más limpias de producción.

En este sentido, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anunció ayer que el Gobierno estudiará el informe de la OMS para “contextualizarlo”. El responsable del ramo argumentó que “no hay motivo de alarma” ya que “la seguridad está totalmente garantizada en toda la cadena”. Alonso se limitó a pedir que haya una dieta equilibrada. En esta línea, el propio Bosch, de Noel reconoció que como en otros campos “el consumo abusivo”, puede ser contraproducente.

El 50% de los clientes consumirá menos

Un estudio de Ipsos realizado tras conocerse el informe de la OMS evidencia que el impacto de esta noticia ha sido bastante importante ya que el 96% de los encuestados estaban al tanto de esta información apenas 24 horas después de hacerse pública por la organización sanitaria.

La encuesta, en la que ha participado medio millar de personas mayores de edad, concluye que el 50% se plantea consumir menos de estos productos. Además, un 43% afirma sentirse preocupado. A eso se une un 12% que dice estar “muy preocupado” y otro 31%, “bastante preocupado” por esta situación.

Entre las conclusiones del estudio realizado por Ipsos también destaca que las salchichas envasadas son las percibidas como más procesadas, y por tanto nocivas. El 95% de los encuestados así lo cree. Le siguen las hamburguesas (86%), las longanizas tipo fuet (74%) y el bacon (73%). En el lado opuesto de la lista se encuentran el jamón serrano y el ibérico. El alto impacto de este estudio de Ipsos contrasta con las críticas que ha recibido por parte de patronales y empresas que plantean dudas sobre el método utilizado por la OMS.

Fuente: Cinco Días

BIOMEDICINA Y SALUD: Salud pública La OMS aconseja reducir el consumo de azúcares en adultos y niños

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que adultos y niños reduzcan su ingesta diaria de azúcares libres a menos del 10% de calorías totales.

Es más, esta nueva guía de actuación señala que una reducción aún mayor, al menos del 5% –un equivalente a 25 gramos, unas seis cucharaditas por día, en una dieta de 2.000 calorías–, supondría ventajas adicionales para la salud.

Las recomendaciones, hechas públicas ayer por la OMS, se basan en las últimas evidencias científicas y cuentan con la participación internacional de investigadores líderes y mediante un proceso consultivo a escala mundial.

“Existe la certeza de que la ingesta de azúcares libres a menos del 10% del total de energía reduce el riesgo de sobrepeso, la obesidad y la caries dental”, explica Francesco Branca, director del departamento de Nutrición de la OMS para la Salud y el Desarrollo. “Hacer cambios en las políticas será la clave para que los países cumplan con sus compromisos de reducción de la carga de enfermedades no transmisibles”.

Por azúcares libres se engloban los monosacáridos (glucosa, fructosa) y disacáridos (sacarosa o azúcar de mesa) añadido a los alimentos y bebidas por el fabricante, el cocinero o el consumidor, y los azúcares naturalmente presentes en la miel, jarabes y zumos concentrados de frutas.

Sin embargo, las directrices no se refieren a los azúcares de las frutas frescas y verduras o los azúcares presentes de forma natural en la leche porque no hay evidencia sobre los efectos adversos de consumir estos azúcares.

La ingesta de azúcares libres en el mundo varía según la edad y el país. En Europa, el consumo en adultos varía de aproximadamente 7-8% de la ingesta total de energía en Hungría o Noruega, hasta un 16 a 17% en España o Reino Unido.

Además, el consumo es mucho mayor entre los niños: desde un 12% en países como Dinamarca, Eslovenia y Suecia, a casi el 25% en Portugal. También hay diferencias entre territorios rurales y urbanos. Así, en las comunidades rurales de Sudáfrica la ingesta es del 7,5%, mientras que en la población urbana es del 10,3%.

Menos azúcar, menos peso

La guía se basa en estudios recientes que indican cómo los adultos que consumen menos azúcares tienen un peso corporal menor y que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta está asociado con un incremento de peso.

La investigación también revela que los niños con un mayor consumo de bebidas azucaradas poseen mayores probabilidades de un exceso de peso u obesidad que niños con un consumo bajo de bebidas endulzadas con azúcar.

Otros trabajos apuntan que las tasas de caries dental son mayores cuando la ingesta de azúcares libres supera el 10% de las calorías totales. La recomendación de que el consumo de este tipo de azúcar sea inferior al 5% se basa en estudios de población en países donde su disponibilidad descendió drásticamente y mostraron una reducción de la caries.

El problema es, según los expertos, que una gran parte de los azúcares consumidos actualmente están ‘escondidos’ en alimentos procesados que no son considerados como dulces por los consumidores. Por ejemplo, una cucharada de kétchup contiene alrededor de 4 gramos (cerca de una cucharadita) de azúcares libres; y una lata de refresco endulzado con azúcar tiene hasta 40 gramos (cerca de diez cucharaditas) de azúcares libres.

Fuente: Agencia SINC