Los graduados en gastronomía tendrán título de ‘cocina’ o ‘industria alimentaria’

Que la gastronomía está de moda es más que evidente. Y que fruto de este boom por los fogones las universidades han comenzado a poner sus ojos en la cocina es ya un hecho. Si en la Comunidad Valenciana la Universidad Cardenal Herrera CEU ha sido la primera en lanzar este año un título de este tipo, la Universitat de València aspira el próximo curso a convertirse en el primer campus público con un grado oficial.

Pero, ¿qué estudiarán sus alumnos? El grado en Ciencias Gastronómicas está ya en exposición pública, por lo que el documento para la solicitud al Ministerio de Educación de la verificación como título oficial revela cuáles serán las especialidades que podrán cursar los estudiantes.

En concreto, con este grado podrá optarse a dos menciones:director ejecutivo de cocina o director de gestión de la industria alimentaria. Su adscripción a la Facultad de Farmacia, de hecho, busca dotar a la carrera de una visión propia de chef pero también de empresario. Y de ahí que su plan de estudios lo hayan elaborado desde nutricionistas a expertos en tecnología de los alimentos o en economía aplicada.

En la misma línea, la lista de competencias que deberán adquirir los estudiantes es amplia y diversa. Por ejemplo, el citado documento hace referencia al «conocimiento de las medidas higiénicas y preventivas de las principales alteraciones de los alimentos producidos por componentes biológicos y químicos». Pero también se habla de «las técnicas culinarias para optimizar las características organolépticas y nutricionales de los alimentos, con respeto a la gastronomía tradicional y actual».

Además, se estudiarán las «tendencias socioeconómicas en todos los sectores productivos» de la gastronomía, al igual que «las instalaciones, maquinaria, equipo y utensilios para la producción o procesado de alimentos atendiendo al tipo de establecimiento (cocina o industria)».

En paralelo a los conocimientos estrictamente culinarios, las asignaturas abordarán la «fisiología básica animal», la «estructura de la célula y su evolución», la «organización del genoma», el «funcionamiento de los vegetales o los «fundamentos químicos de aplicación en gastronomía». Sin olvidar «factores biopsicosociales que inciden en el comportamiento humano», «aspectos psicológicos sobre la salud y la alimentación del ser humano» o, incluso, «técnicas de comunicación».

Desde un principio la Universitat negó que hubiese que construir instalaciones. El objetivo es que las prácticas se hagan en los restaurantes de afamados cocineros.

Fuente: El Mundo
Anuncios