La calidad de la uva se podrá medir mediante la reconstrucción de racimos en 3D

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han desarrollado un sistema que reconstruye los granos de un racimo de uva con técnicas de visión artificial tridimensional (3D) para medir su calidad automáticamente y de forma no destructiva.

El software, creado por investigadores del Instituto ai2 de la UPV, ayuda a evaluar varios parámetros que definen la calidad de la uva de vinificación durante la etapa de la vendimia, según han informado a EFE fuentes de la institución académica.

El investigador principal del proyecto, Antonio José Sánchez Salmerón, ha explicado que en la actualidad la clasificación de la uva se realiza a partir de la inspección por parte de un panel de expertos, que la puntúa en función de unos parámetros que determinan su calidad.

También se efectúan diferentes muestras en el laboratorio para estimar la cantidad de azúcar, el pH, la acidez total y la calidad fenólica.

Según Sánchez, entre los factores que definen la calidad del vino, destaca la calidad de la uva como materia prima, pero este concepto es difícil de valorar a causa de problemas como la existencia de parámetros subjetivos.

Otros problemas son el corto periodo de tiempo disponible en el campo para realizar los análisis durante la temporada de vendimia, la falta de instrumentos de medida y su coste elevado, así como la mezcla de uva de buena y mala calidad en los camiones de descarga.

La introducción de este sistema de reconstrucción 3D de los granos de uva permite estimar varios parámetros de calidad de un racimo de uva de vino salvando estos problemas.

Uno de estos parámetros es el tamaño medio de los granos, un factor muy importante, “ya que establece el ratio entre la cantidad de piel y la pulpa”, ha explicado el investigador.

Según Sánchez, incrementar la objetividad y automatizar las tareas de supervisión de la calidad de la uva puede suponer un gran avance tecnológico respecto al sistema tradicional de evaluación de la uva, basado ahora en los conocimientos de un experto, y supondría “un gran impacto en la industria vinícola”.

Este nuevo programa será uno de los proyectos que se presenten el próximo jueves, 6 de noviembre, en el marco de las jornadas”Aplicaciones industriales de la investigación” del Instituto ai2 de la Universitat Politècnica de València.

Durante este encuentro, investigadores del Instituto ai2 mostrarán, a través de diversos talleres, sus últimos desarrollos de innovación dirigidos a las empresas.

En el ámbito de la alimentación, se mostrarán también unas garras para la manipulación de alimentos como frutas, verduras o pasteles, según las mismas fuentes.

De forma paralela, durante las jornadas se celebrarán otras sesiones dirigidas a responsables de los sectores educativos, con un taller sobre aplicaciones de realidad aumentada con fines educativos y psicológicos; sanitario, mediante el taller “La magia de la tecnología al servicio de la rehabilitación”.

También las grandes empresas tendrán la oportunidad de asistir a la presentación del software desarrollado por el Instituto ai2 para planificación de horarios, recursos y personal.

Asimismo, se celebrará un taller sobre los diseños para inspección automática de superficies y productos de recubrimiento; y una sesión sobre técnicas de inteligencia computacional para la optimización económica y energética de los procesos productivos.

La I Jornada de aplicaciones industriales de la investigación del Instituto ai2 tendrá lugar en la Ciudad Politècnica de la Innovación de la Universitat Politècnica de València, y está abierta tanto a empresarios como a personas vinculadas a los distintos sectores vinculados a los talleres.

El encuentro cuenta con la financiación de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat, dentro de la convocatoria de ayudas para la difusión y promoción en Parques Científicos de la Comunidad Valenciana.

Fuente: ABC