“La SESAL tiene que ser el referente de Seguridad Alimentaria en España”

cristina-diezCristina Díez fue nombrada presidenta de la SESAL en la última Reunión Anual de la Sociedad en Pamplona, el pasado mes de octubre. Díez es bióloga y tecnóloga de los alimentos por la Universidad de León y prácticamente su vida profesional está vinculada al Grupo Palacios, donde actualmente es la Responsable de Calidad, Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente.

.- Usted ha sido nombrada presidenta de la SESAL, ¿cómo llegó a la Sociedad?

Solo hace uno poco más de dos años que soy miembro de la SESAL. Antes ya participaba en las Jornadas Anuales y en determinados eventos formativos. Decidí incorporarme a la Sociedad viendo la profesionalidad de las personas que componen la entidad y por el espíritu de trabajo y pasión para mejorar la Seguridad Alimentaria que siempre transmitían, tanto los miembros de la Junta como los socios con los que iba dialogando.

.- Y ahora usted es la presidenta, sustituyendo a Juan Ramón Hidalgo

Piedad, Vicepresidenta, me propuso ser vocal en la anterior Junta y, a pesar del poco tiempo que disponemos por nuestras obligaciones profesionales y los escasos recursos con los que cuenta la SESAL, pienso que se desarrolló un importante trabajo. El hecho de que ahora la presidencia recaiga en una persona vinculada a la Industria Alimentaria, puede aportar una nueva visión que está acorde con los objetivos de prestar más servicios a los asociados y a los diferentes agentes en Seguridad Alimentaria, y lograr incrementar el número de socios y conocimiento de nuestras actividades, no solo en la Industria, sino también por parte de la ciudadanía. Me gustaría destacar que en la Junta hay representantes de prácticamente todos los sectores: Empresas, laboratorios, asesorías-consultoría, Administraciones Públicas y Universidad; y esto es un valor importante.

.- Hablaba de los objetivos que ha propuesto la actual Junta. ¿Podría resumirlos?

Nos hemos propuesto aumentar el número de socios en un 25 por ciento en los próximos cuatro años, consolidar y mejorar las herramientas de comunicación tanto interna como externa, aumentar la participación de la SESAL en otros foros profesionales del sector y lograr una mayor participación de los socios en el día a día de nuestra Sociedad.

.- En general, uno de sus principales objetivos es que la SESAL tenga un mayor reconocimiento

Sí… le diría que nos gustaría que la SESAL sea el referente en Seguridad Alimentaria de nuestro país. Quisiéramos que tanto las Administraciones Públicas, Medios de Comunicación o empresas y entidades cuenten con nosotros para tratar estos temas ya que entre nuestros asociados tenemos a los mejores y podemos aportar las soluciones y recomendaciones más eficaces.

Encuesta: la mayoría de los consumidores no ve cambios en el etiquetado de los alimentos

Hace un par de años atrás la normativa señalaba que debían realizarse algunos cambios en las etiquetas para mejorar la información que se brindaba a los consumidores, pero hoy, una encuesta de HISPACOOP revela que la mayoría de los consumidores no ve cambios en el etiquetado de los alimentos.

La normativa entró en vigencia hace un año atrás para volver más comprensible y clara la información que brindan los envases de cada alimento, sin embargo, al día de hoy, muchos consumidores no observan cambios y casi la mitad continúa teniendo problemas de legibilidad de las etiquetas.

Así, cerca del 47% de los consumidores consideran poco o nada comprensible la información y un porcentaje similar la califica de confusa y poco o nada fiable.

Este valor puede cambiar dependiendo de la educación y la clase social del consumidor, siendo menos o nada comprensible para los integrantes de hogares de menores ingresos.

La fecha de caducidad y consumo preferente continúan siendo los datos más consultados y después de éstos, la lista de ingredientes, las condiciones de conservación y la información nutricional.

La encuesta nos indica que, a pesar de los intentos a lo largo de este año por volver más clara y comprensible la información de los etiquetados, aun queda mucho por lograr para que todos podamos utilizar las etiquetas de los alimentos para hacer un consumo responsable y adecuado de cada ¿Qué leemos en las etiquetas de un alimento?producto. eligiendo con fundamento qué llevar a nuestra mesa.

Fuente: Vitónica

Consejos de seguridad alimentaria para las comidas de Navidad

Normalmente hablamos de extremar las precauciones en la cocina para evitar toxiinfecciones alimentarias en verano, pues las temperaturas elevadas favorecen el desarrollo de microorganismos, bacterias, virus… y los alimentos son una fuente de nutrientes que les ayuda a multiplicarse. Pero las normas básicas para la manipulación y correcta conservación de los alimentos deben seguirse a diario, deben ser una rutina y no sólo en nuestra cocina, las normas básicas de higiene alimentaria empiezan en el supermercado y terminan cuando la cocina está recogida y el plato está en la mesa.

Así que otra fecha señalada para dar un toque de atención a quienes realizan la compra de alimentos y cocinan es la Navidad, en estas fiestas hay varios factores que pueden hacer que aumente el riesgo de toxiinfecciones alimentarias, por ejemplo, se consumen más pescados y mariscos, que son productos muy delicados y perecederos, también se elaboran recetas con carne picada, que como sabéis son una fuente potencial para la proliferación de gérmenes patógenos.

Se elaboran salsas con huevo crudo y/o con productos lácteos que no siempre se conservan como se necesita por falta de espacio en el frigorífico, el hecho de preparar con antelación algunas comidas pueden conducir a una conservación deficiente, las prisas en la cocina pueden distraer al cocinero y olvidar lavarse las manos al cambiar de un alimento a otro, o utilizar una misma tabla para cortar un alimento en el que anteriormente se ha posado otro producto fresco…

Pequeños errores de manipulación en la cocina pueden terminar mal, así que no está de más recordar las normas básicas de higiene alimentaria, y no sólo vamos a recordaros los artículo que hemos publicado en Gastronomía y Cía sobre este tema, como Evitar las toxiinfecciones alimentarias, o el Test de seguridad alimentaria en la cocina doméstica, también vamos a compartir la información que específica que el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid ha compartido con motivo de las fiestas navideñas.

A continuación os transcribimos los consejos de seguridad alimentaria para las comidas de Navidad, un recordatorio que merece la pena leer y después poner en práctica, aunque quizá haya situaciones algo complicadas, las cosas se deben y se pueden hacer correctamente por el bien de todos. Las navidades son fechas para el disfrute y el bienestar, que no lo estropee una deficiente manipulación de alimentos.

LEER MÁS

Fuente: Gastronomía & CIA

 

Europa invierte tres millones de euros para combatir el fraude alimentario

El proyecto Food Integrity, de cinco años de duración y puesto en marcha en 2014, ha obtenido cerca de tres millones de euros para realizar estudios y proyectos con los que ampliar la seguridad del suministro de alimentos.

Ya ha logrado progresos sólidos en cuanto al establecimiento de una base de conocimientos en Internet. Esta base proporcionará a la industria alimentaria, las autoridades reguladoras y las organizaciones de investigación acceso a información y herramientas analíticas de eficacia demostrada contra el fraude alimentario.

El trabajo realizado hasta la fecha se ha dedicado al diseño y el desarrollo de una estructura idónea para esta base de datos. Tras su puesta en marcha, la herramienta ofrecerá información detallada sobre los principales productos alimentarios, temas relacionados con posibles fraudes alimentarios y enlaces a métodos existentes con que combatir amenazas.

En el proyecto se analizaron herramientas utilizadas actualmente para detectar fraudes alimentarios y se identificaron indicadores fiables y útiles en labores de control. Se obtuvo la opinión de partes interesadas pertenecientes a la cadena de suministro —desde envasadores a distribuidores— para emplearla en el desarrollo de métodos más sólidos y eficaces para combatir el fraude.

En conjunto, estos hallazgos reforzarán la integridad de la cadena de suministro de la Unión Europea, sometida a un constante asedio por parte de las imitaciones etiquetadas fraudulentamente. Es más, si se logra que los consumidores confíen en la seguridad, la autenticidad y la calidad de los alimentos europeos, se pueden obtener grandes beneficios económicos.

Este proyecto, que concluirá a finales de 2018, pondrá en marcha un sistema de alerta temprana perdurable por sí solo dedicado al fraude alimentario con el que descubrir fraudes nuevos y creará una red mundial de partes interesadas, también perdurable de forma autónoma, que garantice el máximo provecho de los resultados del proyecto. También se desarrollarán procedimientos de verificación para controlar mejor los alimentos y órganos independientes de especialistas en autenticidad de los alimentos que faciliten información sobre el fraude alimentario a la Comisión Europea, Codex y otros organismos internacionales.

Fuente: Financial Food

2016 será el Año internacional de las legumbres

En su 68º período de sesiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2016 Año Internacional de las Legumbres (A/RES/68/231)

Se ha designado a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para que facilite la celebración del Año en colaboración con los gobiernos, las organizaciones pertinentes, las organizaciones no gubernamentales y las demás instancias pertinentes.

El Año Internacional de las Legumbres 2016 se propone sensibilizar a la opinión pública sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible encaminada a lograr la seguridad alimentaria y la nutrición. El Año brindará una oportunidad única de fomentar conexiones a lo largo de toda la cadena alimentaria para aprovechar mejor las proteínas derivadas de las legumbres, incrementar la producción mundial de legumbres, utilizar de manera más apropiada la rotación de cultivos y hacer frente a los retos que existen en el comercio de legumbres.

(LEER MÁS)

Fuente: Ambientum

España dobla a la UE en porcentaje de pescado mal etiquetado, según la CE

El 12 % del pescado que se vende en España lleva un etiquetado incorrecto, un porcentaje que dobla el de la Unión Europea (6 %), según los resultados del primer plan de control a nivel europeo para determinar el alcance de este fenómeno, publicados hoy.

Los países donde más muestras de pescado mal etiquetado se encontraron fueron, por orden, Malta (27 %), Estonia (17 %), Letonia (16 %) y Croacia (14 %).

En el extremo opuesto, en Lituania, Luxemburgo, Portugal e Irlanda no se encontró ningún etiquetado incorrecto, mientras que en Noruega, Eslovenia, Dinamarca y la República Checa solo el 1 % contenía fallos.

La Comisión Europea (CE) precisó que ese mal etiquetado “puede ser el resultado de una mala práctica y no necesariamente implicar un fraude”, y añadió que “corresponde a los Estados miembros identificar caso por caso las causas y motivos de esa falta de cumplimiento, según un comunicado.

Por especie, el mayor número de irregularidades se detectó en relación al bacalao del Atlántico y a distintos tipos de merluza, dos de las especies de las que se tomaron más muestras para realizar el estudio, según la CE.

Otros pescados donde el mal etiquetado parece frecuente son el lenguado, la limanda japonesa y el mero negro.

Por su parte, la panga se etiqueta como otras especies en muy pocos casos, según el estudio, que precisa que otros informes anteriores sugerían que era algo que ocurría con más frecuencia.

Para hacer el estudio, la Comisión pidió a los países que analizaran productos pesqueros procesados y no procesados, a lo largo de toda la cadena alimentaria.

El 45 % de las muestras se tomó en la venta minorista, mientras que el 3 % procedía de puntos de importación y, el resto, de mercados y comercios, almacenes frigoríficos, establecimientos de procesado y servicios de restauración.

El objetivo era determinar la prevalencia del mal etiquetado en el mercado de pescado blanco.

El plan de control, acordado con los países de la UE el pasado febrero, se aplicó este verano y ha permitido analizar cerca de 4.000 pruebas de pescado de 150 especies.

Los países de la UE han tomado ya medidas para poner fin a las violaciones en este ámbito, incluida la aplicación de multas.

La CE se comprometió hoy a seguir controlando la situación y a llevar a cabo campañas de concienciación sobre los requisitos de etiquetado para los productos pesqueros.

Además, anunció que realizará misiones de comprobación sobre el etiquetado y la trazabilidad de los productos pesqueros a partir de este diciembre.

Fuente: La Vanguardia

Inventan un chorizo con tanta vitamina C potencial como el zumo de naranja

Investigadores del proyecto Microfood, desarrollado por científicos del Centro Tecnológico Empresarial Agroalimentario CTIC-CITA de La Rioja han dado con una extraña fórmula científica que dará mucho que hablar, y más en provincias como León, donde embutidos curados como el chorizo son casi una marca de identidad.

Los investigadores ha estudiado el proceso de encapsulación de ingredientes saludables (en particular vitamina C empleando fibra alimentaria como material de pared) para facilitar su incorporación en un embutido crudo curado.

Una vez obtenido el chorizo con vitamina C, el siguiente paso será evaluar si este contenido en ácido ascórbico podría ser similar al del zumo de naranja, favoreciendo en este caso la absorción del hierro presente en la carne, según publicó hace cinco días la publicación científica SINC.

Las técnicas de encapsulado permiten introducir en los alimentos ingredientes activos que aportan beneficios para la salud, convirtiéndolos en alimentos funcionales. Se trata de aislar estas sustancias en el interior de una cubierta que las protege de las condiciones ambientales, creando diminutas microcápsulas. La técnica más extendida para obtenerlas es el denominado secado por atomización o spray drying.

Hasta ahora, la incorporación de ingredientes funcionales a los alimentos no siempre suponía un beneficio para el consumidor, ya que en ocasiones estas sustancias se degradaban en el proceso de digestión.

Las microcáptulas favorecen la absorción

Miriam Caro, investigadora principal del proyecto, lo explica así: “El bajo valor de pH alcanzado en el estómago actúa de forma negativa sobre algunos componentes esenciales, impidiendo que ejerzan su función. Este es el caso de sustancias como vitaminas y minerales, dado que el pH del medio puede alterar o reducir su absorción. La incorporación de estos ingredientes en el interior de microcápsulas podría evitar su degradación y, así, aumentar o mejorar su absorción”.

Las microcápsulas protegerían también estas sustancias de las alteraciones producidas en el propio proceso de elaboración de los productos alimentarios. En el caso de los embutidos, durante la fermentación tiene lugar un descenso de pH que, al igual que en el estómago, degrada bacterias prebióticas, así como vitaminas y minerales. Del mismo modo, los tratamientos térmicos a los que se someten gran variedad de alimentos procesados para aumentar su vida útil pueden deteriorar nutrientes o micronutrientes con alto valor biológico.

Los científicos de CTIC-CITA seleccionaron distintos materiales de encapsulado, decantándose por la propia fibra alimentaria. “Existen pocos estudios sobre el empleo de fibra alimentaria como material de recubrimiento del ácido ascórbico –explica Caro–. En nuestros experimentos hemos observado que la fibra de manzana, en mezcla con otros materiales de pared, aporta buenos valores de rendimiento y eficacia de encapsulación de la vitamina C”. Para la realización de estos estudios contaron con muestras aportadas por le empresa Rettenmaier Ibérica S.L.

La prueba, en el ‘chorizo de corra’ de toda la vida

Una vez puesta a punto la técnica de microencapsulación, optimizando la relación entre contenido y recubrimiento, los investigadores introdujeron las microcápsulas obtenidas en la matriz alimentaria, en este caso, chorizo sarta. Comprobaron que el nuevo ingrediente no interfería en la fermentación del producto y que, a su vez, se mantenía estable tras el proceso de curado. Cuidaron, por supuesto, de que se mantuviesen las características sensoriales del chorizo, así como sus parámetros microbiológicos y físicoquímicos de calidad.

A falta de realizar estudios adicionales, Caro concluye que este proyecto “abre la vía a la obtención de embutidos funcionales, como chorizo con vitamina C, cuyo consumo, además del aporte extra de dicha vitamina, podría favorecer la adsorción del hierro presente en la carne”.

Según explican los investigadores, el proyecto “Microfood” ha permitido conocer en profundidad la tecnología de la microencapsulación, comprobar la aptitud de las fibras para actuar como material de pared en estos procesos y realizar estudios preliminares de los procesos de liberación del material activo en una matriz alimentaria, con vistas a la obtención de alimentos saludables. Una tecnología novedosa que confían en que despierte gran interés en el sector.

Fuente: iLeón