EEUU adopta nuevas reglas de seguridad alimentaria

El gobierno de Estados Unidos emitió el viernes nuevas reglas de seguridad para impedir brotes masivos de intoxicación alimentaria como los que ocurrieron en la última década y que estuvieron vinculados con espinacas, melones, pepinos y otros alimentos contaminados.

Según las reglas, el gobierno supervisará la producción de las granjas. Eso significa, por ejemplo, asegurarse de que los trabajadores sean instruidos de lavarse las manos, que se examine el agua de irrigación a fin de impedir bacterias perjudiciales e impedir que los animales silvestres defequen en los campos de cultivo.

La mayoría de los agricultores y procesadores de alimentos siguen prácticas de seguridad adecuadas, pero las reglas buscan hacer énfasis en la prevención, en un sistema que ha sido mayormente reactivo después de brotes masivos. Los Centros para Control y Prevención de las Enfermedades calculan que 48 millones de personas —1 de cada 6 en Estados Unidos— enferman cada año por intoxicaciones alimentarias, que causan unas 3.000 muertes.

El gobierno de Barack Obama ha instado al público a comer más frutas y verduras, de modo que es esencial garantizar la seguridad de esos productos.

Las regulaciones abarcan los alimentos y métodos de cultivo que imponen los mayores riesgos, como bayas, melones, verduras de hojas verdes, sobre todo alimentos que suelen comerse crudos y que son más propensos a la contaminación.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha debatido cómo redactar las reglas desde que el Congreso las aprobó en 2010. La agencia trató de establecer un equilibrio entre seguridad alimentaria y regulación de granjas que ya tienen medidas de seguridad en vigencia.

La agencia nunca había tenido tanta autoridad para supervisar el cultivo de alimentos. La FDA propuso las reglas sobre los vegetales en 2013, pero las reescribió el año pasado después que algunos agricultores dijeron que serían demasiado onerosas.

Las reglas requieren que los agricultores examinen la calidad del agua de irrigación, entrenen a los trabajadores en las mejores prácticas de salud e higiene y que vigilen la posible intrusión de animales en los cultivos, entre otras medidas.

En comparación con las reglas propuestas inicialmente, las actuales requieren medidas menos exigentes para la calidad del agua de irrigación y reduce la frecuencia de los exámenes. La industria orgánica manifestó preocupaciones por las reglas, especialmente debido a que muchos agricultores orgánicos utilizan estiércol como fertilizante y tratan el agua de irrigación con menos sustancias químicas.

Fuente: El Nuevo Herald
Anuncios

El fraude alimentario persiste en la UE

Dos estudios presentados hace unos días, uno de la organización ecologista Oceana sobre el fraude en la venta de pescado y otro que revela las prácticas engañosas en el etiquetado de la carne, elaborado por la Organización Europea de Consumidores (BEUC), llaman la atención sobre un problema que, lejos que constituir un fenómeno puntual, parece frecuente en la Unión. Camille Perrin, coordinadora del informe sobre la carne de BEUC, explica a Efe que “es difícil evaluar la extensión del fraude alimentario en la Unión Europea (UE) ya que hay muy pocos datos disponibles”, y no existe una definición a nivel europeo de “fraude alimentario”, lo que hace difícil comparar la situación entre los países.
“Siempre habrá operadores sin escrúpulos que estén deseando ahorrar, especialmente en tiempos de austeridad”, explica Perrin, que añade que “se dice que en relación al fraude, solo conocemos la punta del iceberg”. Según un informe del Parlamento Europeo, el pescado y la carne figuran en la lista de alimentos que con mayor frecuencia son objeto de fraude en la UE, al igual que el aceite de oliva, los productos orgánicos o la miel.
En 2013, el escándalo de la carne de caballo, vendida en preparados cárnicos de toda la UE como vacuno, dañó la confianza de los consumidores europeos e hizo dudar de la efectividad de los controles en la cadena alimentaria.

La respuestas ante los escándalos
El Ejecutivo comunitario respondió presentando ese mismo año una serie de propuestas para reforzar los controles en la cadena alimentaria. La experta de BEUC señala que “es un poco pronto para poder decir si se ha aprendido alguna lección del escándalo de la carne de caballo”, e indicó que las asociaciones de consumidores confían en que se produzcan mejoras, con la modernización del sistema europeo de controles alimentarios.

No obstante, recordó, la propuesta que persigue ese objetivo, que prevé aumentar los controles sin aviso previo, la cooperación entre países y endurecer las sanciones a quienes infrinjan las normas, todavía se está debatiendo en las instituciones comunitarias. Otro problema es que con la crisis, según Perrin, los países europeos han recortado en el presupuesto y el personal encargado de llevar a cabo los controles.

La Comisión Europea “se toma muy en serio todos los informes sobre pescado mal etiquetado y los fraudes en la carne y los alimentos”, dijo por su parte el portavoz comunitario de Seguridad Alimentaria, Enrico Brivio. ”La CE es plenamente consciente de los problemas de etiquetado incorrecto del pescado y los productos cárnicos y trabaja de manera activa con los estados miembros”, indica Brivio, que añade que “la protección de los intereses de los consumidores y la prevención de las prácticas fraudulentas, sigue siendo una prioridad”.

Sin embargo, subraya el portavoz, “hay que recordar que los controles sobre la aplicación de los requisitos legales son competencia sobre todo de las autoridades nacionales”. En ese contexto, explica que Bruselas trabaja por un lado informando a los consumidores de las nuevas normas de etiquetado que se aplican desde diciembre de 2014 e investigando posibles prácticas fraudulentas en el mercado europeo.

En particular, según Brivio, se están analizando los casos en que se hace pasar una especie de pescado por otra, a través de un Plan de Control coordinado por la UE, que se puso en marcha a principios de 2015. Los resultados del plan se harán públicos a finales de este mes de noviembre.

Asimismo, la CE recuerda que “el cumplimiento de las normas de la cadena alimentaria es responsabilidad de los operadores de la industria agroalimentaria y que los controles y las acciones legales deben ser adoptados por las autoridades nacionales. ”La CE verifica los controles en vigor en los Estados miembros”, añade el portavoz.  Para la Organización Europea de Consumidores, aunque los países son los responsables de aplicar los controles, “la CE tiene un importante papel que desempeñar para asegurar que todos los Estados miembros interpretan y aplican las reglas europeas de la misma manera”.

La hamburguesa ‘imposible’, la carne ‘in vitro’, insectos y subproductos cárnicos

Lo queramos o no, nos guste más o menos como alimento, lo cierto es que en el futuro se va a consumir más carne que ahora”, a pesar de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud o de las corrientes veganas y vegetarianas que promueven lo contrario. Así lo aseguró Jorge Ruiz, profesor de Ciencias de los Alimentos, especialidad Tecnología de la Carne, en la Universidad de Copenhague, durante su intervención en el V Foro de Reflexión Gastronómica, Gastronomía y Salud, celebrado esta semana en Zaragoza bajo los auspicios de HERALDO.

Dentro de la ponencia ‘Novedades científicas y tecnológicas en el tratamiento de los alimentos’ –en la que estuvo acompañado del químico Juan Carlos Sanz y de Rosa Oria, catedrática de Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Zaragoza–, Ruiz vaticinó que el hecho de que la carne gusta a mucha gente, que tiene una arraigada tradición en el consumo humano, es una buena fuente de proteínas, de vitaminas y minerales, y es muy accesible y fácil de cocinar, hará que su consumo vaya para arriba. Así, las previsiones apuntan que en 2050, se consumirá más del doble de carne de pollo que en 2005. La carne de vacuno también se incrementará en un 65%, la de porcino en un 43% y la de ovino también doblará su demanda.

Y todo eso a pesar de que cada vez hay más factores que juegan en contra del carnivorismo, como los medioambientales, los sanitarios, la cada vez mayor preocupación por el bienestar animal o la tendencia al incremento del número de veganos, incluso entre las clases sociales altas y en sectores con gran capacidad de influencia en la sociedad, por no hablar de los precios, la mayoría de las veces más caros que otros alimentos agrícolas o marinos.

Los sucedáneos

Como en otros sectores de la economía y sus respectivos medios de consumo, en alimentación se viene investigando y trabajando en los últimos años para buscar sustitutivos de la carne que sean menos dañinos con el medio ambiente y más saludables.

Mucho se ha hablado, por ejemplo, de las hamburguesas vegetales que imitan a la auténtica hamburguesa de carne. Incluso hay una hamburguesa ‘imposible’ que segrega unos jugos que intentan remedar a la jugosa hemoglobina que se desparrama desde la carne picada. Estas hamburguesas se elaboran fundamentalmente con proteína de soja, setas, gluten, ovoalbúmina y carbohidratos e hidrocoloides, además de aromas y otros aditamentos. Pero estas imitaciones no son igual que las originales y, además, cuestan más que las de carne auténtica.

Otra vía de investigación pasa por crear carne ‘in vitro’, a partir de células madre, lo que sería la panacea que contentaría a carnívoros y veganos, pues se evitaría cualquier sufrimiento animal. Ya se han hecho catas de hamburguesas con esa carne, aunque dicen que no es ninguna delicia y su precio es desorbitado. En cualquier caso, Ruiz aseguró que este sistema solo podría aplicarse a la fabricación de hamburguesas y no será posible comer jamón ni chuletón de laboratorio. La razón más de peso para invertir en esta línea de investigación sería la de conseguir productos “seguros y saludables”, que es por donde tiene que ir la alimentación del futuro, según este experto.

Otra manera de conseguir proteínas que sustituyan a las de la carne es el consumo de insectos, algo que puede ser más o menos habitual en determinadas culturas gastronómicas, pero que se antoja imposible por estos lares.

Una solución menor para reducir el impacto ambiental sería aprovechar al máximo el consumo de las canales, comiendo partes que ahora se consideran subproductos, como la casquería. Eso, en nuestro recetario es más llevadero, como lo prueban los ricos preparados que hacemos con las tripas y entrañas de algunos animales: callos, madejas o chiretas, sin ir más lejos.

Fuente: Heraldo

Nueva Junta Directiva de la SESAL

En la Asamblea realizada el pasado 30 de octubre, en el marco de la XI Reunión de la SESAL, se nombró a Cristina Díez como presidenta de la Sociedad. Juan Ramón Hidalgo cedió el testigo a una nueva Junta que fue respaldada en la votación por la mayoría de los socios presentes.

Cristina Díez destacó el hecho de que en la actual Junta estén presentes personas del anterior mandato, como Piedad Martín, Daniel Giménez, Margarita Arboix, Carmen Vidal y Ricard Parés, “que permite una continuidad de los trabajos y de la experiencia de estos últimos años”.

juntas-sesal

Junta entrante y saliente de la SESAL

De esta manera, la actual Junta queda compuesta por:

  • Cristina Díez. Presidenta
  • Piedad Martín. Vicepresidenta
  • Iñaki Larrea. Secretario
  • Daniel Giménez. Tesorero
  • Margarita Arboix. Vocal
  • Carmen Vidal. Vocal
  • Ricard Parés. Vocal
  • Alberto Peiró. Vocal
  • Catherine Vidal. Vocal
  • Miquel Bonet. Vocal
  • José María Yagüe. Vocal

Éxito de la XI Reunión de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL), celebrada el 29 y 30 de octubre en Pamplona, con la participación de más de 100 congresistas

imagenes-congresoMás de 100 personas asistieron a la XI Reunión de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL), que se celebró en el Colegio de Médicos de Pamplona durante los días 29 y 30 de octubre, y que tuvo como lema “Juntos por la Seguridad”. Juan Ramón Hidalgo, ex presidente de la SESAL, señaló que el objetivo del Congreso fue el de “poner en común los principales conocimientos y avances en Seguridad Alimentaria y compartir las mejores experiencias que tanto las empresas como centros de investigación están realizando en este ámbito de conocimiento, tan importante para nuestra vida diaria”.

La Reunión fue inaugurada por la directora gerente del Instituto Navarro de Salud Pública y Laboral del Gobierno de Navarra, María José Pérez Jarauta, y contó con la colaboración del Foro Interalimentario, del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), de la Asociación de Consultores y Formadores de España en Calidad y Seguridad Alimentaria (ACOFESAL) y del Colegio de Médicos de Pamplona, así como otras entidades públicas y empresas destacadas del sector alimentario de todo el Estado, como Nestlé, Calidad Pascual, Premiumlab y Adesa.

20 ponentes fueron los responsables de desarrollar las cuatro mesas redondas programadas: “Muestreo y gestión de la seguridad alimentaria, del peligro detectable al peligro esperable”, Novedades en producción primaria”, “Innovación, nutrición y salud” y “Exportación e importación de alimentos”.

La conferencia inaugural fue impartida por Jesús Contreras, director del Observatorio de Alimentación de la Universitat de Barcelona (UB) y se presentaron cuatro comunicaciones orales, elegidas de las numeras propuestas que el Comité Científico recibió y que, “acredita el interés de la SESAL por potenciar la investigación en Seguridad Alimentaria en nuestro país”, concretó Hidalgo, que cedió la presidenta a Cristina Díez tras ser elegida por la Asamblea de la Sociedad que se celebró al finalizar el Congreso.

Reconocimientos Honoríficos

Por otra parte, la SESAL reconoció la trayectoria de socios y entidades por su labor en la Seguridad Alimentaria. De esta manera, Juan Ramón Hidalgo hizo entrega de los diplomas honoríficos a la Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) y que recogieron su directora, Carmen Chacón, y su primer director de Calidad, Eduard Mata. Los socios distinguidos fueron: Ángela López de Sá, José Manuel Yagüe y Alberto Román.

>PROGRAMA

>CLIPPING DE PRENSA

banner-congreso-pamplona