Vías para mejorar la seguridad alimentaria en una industria global

Los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer. A medida que aumenta la globalización de los suministros de alimentos, resulta cada vez más evidente la necesidad de reforzar los sistemas que velan por la inocuidad de los alimentos en todos los países. Es por ello que la OMS ha aprovechado el Día Mundial de la Salud, que se celebró el pasado 7 de abril, para fomentar medidas destinadas a mejorar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena, desde la granja hasta el plato.

Los casos conocidos de alimentos contaminados aumentan a medida que mejoran los sistemas para su control, sobre todo en los países en desarrollo que están empezando a ponerlos en marcha, indicó a Efe la experta en Seguridad Alimentaria de la FAO Masami Takeuchi.

En su opinión, “en los países más pobres, donde no hay sistemas de control de alimentos, dicen no tener problemas de ese tipo porque no pueden comprobarlo ni saben lo que mata a la gente”. Pero con la introducción de los primeros “puestos de control” para inspeccionar esos productos, “de repente surgen cientos de casos, pero porque los sistemas (de detección) mejoran”, agregó la especialista al término de un acto sobre seguridad alimentaria en la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma.

Esa paradoja, destacó, impide medir los resultados de un programa a partir del número de casos de alimentos contaminados. “La seguridad alimentaria se ha ido garantizando a partir de las lecciones aprendidas en la historia”, detalló Takeuchi, para quien los esfuerzos se centran actualmente en cómo llevar a cabo un control más sistemático y seguir los estándares internacionales fijados para procesar la comida. Desde que se producen hasta que se digieren, los alimentos recorren numerosas etapas de una cadena en la que van apareciendo amenazas, ya sea por los cambios en la producción, la distribución o el consumo o por los del medio ambiente, con nuevos gérmenes patógenos o una mayor resistencia de los existentes.

La Consejería de Salud aprovechó la celebración de este Día Mundial para informar sobre el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico de Seguridad Alimentaria, enmarcado dentro del IV Plan Andaluz de Salud.

Este plan ha contado con la participación de otras consejerías, así como con industrias alimentarias, establecimientos de restauración, asociaciones de consumidores y los propios agentes de inspección y control del Servicio Andaluz de Salud. En estos momentos, se está presentando en las diferentes provincias andaluzas y se están recogiendo las aportaciones de cada sector implicado para poder implantarlo a lo largo del presente año.

Por tanto, “la finalidad no es otra que conseguir una cadena alimentaria cada vez más segura, avanzar en la consolidación y coordinación de las distintas estructuras administrativas implicadas y servir de hoja de ruta para administración, industrias del sector y ciudadanía en general”, ha manifestado Sánchez Rubio.

Claves para evitar riesgos alimentarios

La publicación de la OMS Cinco claves para la inocuidad de los alimentos ofrece a los vendedores y consumidores orientaciones prácticas sobre cómo manipular y preparar los alimentos. La primera de las claves sería mantener una adecuada limpieza e higiene tanto personal como de las superficies y utensilios empleados a la hora de procesar o trabajar los alimentos. en segundo lugar, separar los alimentos crudos de los cocinados, así como los utensilios y superficies que van a intervenir en su preparación. En tercer lugar, recomiendan cocinar a temperaturas adecuadas aquellos alimentos que requieren un cocinado en caliente asegurándose de alcanzar al menos los 70ºC en su elaboración. Por último, destacan la importancia de elegir materias primas seguras o con suficientes garantías.

Fuente: Europa Sur
Anuncios