La inseguridad alimentaria en el mundo, un desafío

Esta conclusión se desprende de un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. Según sus datos, en estos dos últimos años una de cada nueve personas en el mundo, es decir, alrededor de 805 millones de habitantes, sufría subalimentación crónica, lo que significa que no tenía suficiente comida para poder llevar una vida sana y activa.
A pesar de lo elevado de la cifra, la lectura positiva surge si se compara con la última década, donde se demuestra que ahora son 100 millones de personas menos en esta delicada situación. La cifra engorda si la comparativa se hace con el periodo 1990-1992, ya que la reducción se sitúa en 209 millones de personas.

La mayoría de las personas que pasan hambre viven en países en vías de desarrollo, y su porcentaje se ha reducido en un 42% durante los últimos 15 años. Las previsiones señalan que 25 países lograrán el año que viene reducir aún más, en concreto a la mitad, este colectivo, mientras que actualmente otros 73 naciones han logrado alcanzar la meta en la lucha contra el hambre.

Con respecto a las zonas, la FAO apunta que existen grandes diferencias entre ellas, y así mientras que en América Latina y Asia Sudoriental se ha logrado un mayor éxito, en zonas como Asia Occidental se ha experimentado un notable retroceso, y en zonas como el África subsahariana vive la cuarta parte de las personas que pasan hambre en el mundo.

Serios esfuerzos
La organización internacional indica que, si bien los avances son notorios y dibujan un panorama más alentador en la apuesta por reducir drásticamente la malnutrición, los países todavía deben realizar serios esfuerzos para no entorpecer este proceso y, en la medida de lo posible, acelerarlo.

Como principales enemigos, la FAO cita el cambio climático, la especulación alimentaria y los cambios políticos en determinadas naciones. Son, a su juicio, algunos de los factores clave que se deben tener en cuenta e intentar combatir para garantizar comida para todos los habitantes del mundo.

Fuente: Gastronomika

La seguridad alimentaria, uno de los grandes retos del siglo XXI

Según la FAO “existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana”. En esta línea basó su ponencia el subdirector de la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos de la Universidad de Córdoba, Fernando López Mora, quien además analizó las consecuencias de este concepto, una necesidad imperante de los países que han experimentado un gran desarrollo en las últimas décadas, como China o India, que buscan asegurar terrenos cultivables en las regiones fértiles de otros territorios.

Fernando López Mora es el director del curso que organiza la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en el campus de La Rábida, Cultura de paz, conflictos y seguridad internacional, que trata la temática de los nuevos conflictos internacionales tomando como base los recursos estratégicos. A lo largo de la conferencia, López Mora analizó el fenómeno de la compra y alquiler de las tierras cultivables por parte de empresas del sector de la economía global, los recursos estratégicos, como el litio en Bolivia, el fenómeno medioambiental, y realizó un recorrido por Oriente, donde los recursos hídricos son clave en algunos conflictos de la zona.

El profesor de Historia Contemporánea se centró en algunas disputas acontecidas a lo largo del siglo XX, donde compañías como la United Fruit tuvieron culpa del desmantelamiento de los recursos de algunos países en América Latina, puesto que “compraban grandes tierras cultivables a cambio de jugosos contratos con los líderes de esos países a los que esquilmaban”, señala. El motivo es el cambio en los hábitos alimentarios debido al desarrollo de determinadas sociedades, por lo que “esto hace que la demanda de productos agroalimentarios se dispare”.

En el marco del mismo curso, el filósofo iraní Jahanbegloo hizo una panorámica del Islam, destacando dos vertientes que a su juicio conviven en el Islam Radical, las tácticas terroristas como asesinatos y el uso de la violencia , y el proyecto socio político basado en pensadores extremistas como Mohamed Mursi y cuyo objetivo en palabras del ponente es “la vuelta a la soberanía de Dios para crear un Estado Islámico regido por la Sharia”.

El filósofo ha advertido del peligro de “aquellos que convierten la religión en un instrumento político porque la transforman en ideología y la fe se aparta”.

El director del curso, Fernando López, identifica la intención de este seminario con la de presentar buena parte de los conflictos como el de las tierras cultivables, la situación del Ártico y la guerra en Ucrania y dar todo tipo de puntos de vista. Una oportunidad para dinamizar un marco, como lo es el campus de la Rábida, para hacer más cercana la curiosidad y el interés de la sociedad andaluza sobre estos conflictos que parecen lejanos pero nos afectan a todos.

Fuente: Huelva Información

La reina será nombrada embajadora especial de la fao para la nutrición la próxima semana

La reina Letizia será nombrada Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición en una ceremonia que tendrá lugar el próximo viernes en la Sala Plenaria de la sede de esta agencia de las Naciones Unidas, en Roma (Italia), y en el marco de la 39ª Conferencia de este organismo de la ONU.
De esta forma, la Reina se une a una lista en la que ya fue elegido el futbolista Raúl en 2004. El Programa de Embajadores de Buena Voluntad de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) comenzó en 1999 para reconocer la importancia del papel desempeñado por algunas personas en la promoción de la seguridad alimentaria y, de este modo, hacer llegar el mensaje de que este tema no es sólo competencia de los gobiernos.
En el Programa también han entrado personalidades del mundo del cine como Gina Lollobrigida, Gong Li, Susan Sarandon y Jeremy Irons; de la música como Youssou N’Dour, Al Bano, Gilberto Gil, Maná, Noa y Céline Dion, y del deporte como Carl Lewis, Roberto Baggio y Patrick Vieira.
El Programa de Embajadores de la FAO tiene como principal objetivo dirigir la atención de la opinión pública hacia la erradicación del hambre, la malnutrición y los desafíos relacionados con el mandato de esta organización, según informó este viernes la Casa Real.
Aunque cada embajador es único, todos ellos comparten unas características comunes básicas: reputación internacional, alta consideración personal y respetabilidad tanto en el plano personal como en el profesional, interés y compromiso demostrados por los objetivos e ideales de la FAO, y una voluntad de desempeñar las funciones de defensores, portavoces y representantes de los objetivos de la organización. Los nombramientos de Embajadores Especiales de la FAO tienen una duración inicial de dos años, aunque son susceptibles de renovación.
CONFERENCIA
Por otro lado, la 39º Conferencia de la FAO se celebrará en Roma desde este sábado, 6 de junio, hasta el próximo sábado 13 de junio, y a la cual se espera que asistan 14 jefes de Estado o de gobierno, cerca de 130 ministros y representantes gubernamentales de alto nivel.
La conferencia, a la que asistirán representantes de los 197 países miembro de esta agencia de la ONU, será inaugurada por el presidente de Italia, Sergio Mattarella, en un acto en el que también intervendrá la presidenta de Chile, Michele Bachelet. Posteriormente, el expresidente brasileño Lula da Silva ofrecerá una disertación en memoria de Frank Lidgett McDougall, uno de los fundadores de la FAO, en la que abordará la seguridad alimentaria y nutricional.
Posteriormente, se elegirá al director general para un mandato de cuatro años y se establecerá el presupuesto de la FAO para el bienio 2016-2017. El actual, el brasileño José Graziano da Silva, renovará en el cargo porque es el único candidato que se ha presentado.
Este domingo, la FAO reconocerá a 15 países por haber alcanzado uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), concretamente el de reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que pasan hambre, o el más estricto de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de reducir a la mitad el número total de personas que padecen hambre.
Recibirán los galardones altos representantes de Angola, Bolivia, China, Costa Rica, Islas Salomón, Gabón, Malí, Myanmar, Mozambique, Nepal, Omán, República Democrática Popular Lao, República Dominicana, Surinam y Uzbekistán.
En conjunto, 72 de los 129 países controlados por la FAO han logrado alcanzar la meta de los ODM y 29 han conseguido la de la Cumbre Mundial de la Alimentación.
La Conferencia continuará el lunes con un discurso de José Graziano da Silva, en el que informará de las tendencias mundiales de la seguridad alimentaria, entre ellas la erradicación del hambre como uno de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que el próximo septiembre sustituirán a los ODM.
Posteriormente, hablarán los presidentes de Argentina y de Venezuela, Cristina Kirchner y Nicolás Maduro, respectivamente.
La FAO prevé que la reina Letizia pronuncie un discurso el jueves 11 de junio, previo a la ceremonia de su nombramiento como Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición, en tanto que la Conferencia será clausurada el sábado 13 de junio por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Fuente: La Información

FAO alerta sobre aumento de alimentos contaminados

Los casos conocidos de alimentos contaminados aumentan a medida que mejoran los sistemas para su control, sobre todo en los países en desarrollo que están empezando a ponerlos en marcha, indicó este martes a Efe la experta en Seguridad Alimentaria de la FAO Masami Takeuchi.

Con motivo del Día Internacional de la Salud, que este año tiene por lema «¿Cómo de segura es tu comida?», Takeuchi explicó que «en los países más pobres, donde no hay sistemas de control de alimentos, dicen no tener problemas de ese tipo porque no pueden comprobarlo ni saben lo que mata a la gente».

Pero con la introducción de los primeros «puestos de control»para inspeccionar esos productos, «de repente surgen cientos de casos, pero porque los sistemas (de detección) mejoran», agregó la especialista al término de un acto sobre seguridad alimentaria en la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma.

Esa paradoja, destacó, impide medir los resultados de un programa a partir del número de casos de alimentos contaminados.

«La seguridad alimentaria se ha ido garantizando a partir de las lecciones aprendidas en la historia», detalló Takeuchi, para quien los esfuerzos se centran actualmente en cómo llevar a cabo un control más sistemático y seguir los estándares internacionales fijados para procesar la comida.

Desde que se producen hasta que se digieren, los alimentos recorren numerosas etapas de una cadena en la que van apareciendo amenazas, ya sea por los cambios en la producción, la distribución o el consumo o por los del medio ambiente, con nuevos gérmenes patógenos o una mayor resistencia de los existentes.

La responsable de Seguridad Alimentaria sostuvo que en ciertos países desarrollados se sigue el rastro de los alimentos en todas esas fases, si bien la existencia de inspectores en algunas partes del mundo no significa que la información vaya a ser luego recogida y analizada de forma más general.

En la última fase, la responsabilidad recae principalmente en quien prepara los alimentos aunque todavía haya quien no piensa en lavarse antes las manos, separar la comida cruda de la hecha, cocinar bien los productos, mantenerlos a una temperatura que garantice su conservación o usar agua en buen estado, como recomienda la ONU.

Takeuchi mencionó el caso de muchas madres jóvenes que no saben que deben separar los alimentos y dan a sus bebés sustancias contaminadas sin saberlo, lo que puede llegar a causarles la muerte.

Recordó otros incidentes como el fallecimiento de bebés en 2008por el consumo de leche adulterada de forma intencionada por productoras chinas con melamina, un compuesto químico usado en la fabricación de cemento y plásticos y que las compañías emplearon para encubrir un abaratamiento de los costes.

La experta también llamó la atención sobre casos antiguos como la salmonela hallada en manteca de cacahuete en Estados Unidos o la contaminación de la carne de cerdo en Irlanda por unas dioxinas nocivas procedentes del aceite de la maquinaria con la que se cortaban los piensos para esos animales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se calcula quedos millones de personas mueren anualmente por consumir alimentos de forma insegura, en su mayoría en países en desarrollo.

Además, la comida que contiene bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas dañinas contribuye a la aparición de más de 200 enfermedades, desde el cáncer a la diarrea, con 4.000 millones de casos de ésta última cada año.

Fuente: ABC

Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2014

La FAO ha publicado el informe Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2014, en él se ofrecen estimaciones sobre la subalimentación y el progreso realizado en la lucha contra el hambre como Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) y la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (CMA). En este informe se realiza un análisis de la situación actual en lo que respecta a los datos sobre malnutrición y reducción del hambre en el mundo. De sus conclusiones se desprende que se ha avanzado, pero queda todavía mucho por hacer y que los países realicen esfuerzos adicionales para acabar con el hambre.

Los mapas que podéis ver a continuación han sido elaborados por la División de Estadística de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el primero muestra la meta relativa al hambre del Primer Objetivo de Desarrollo del Milenio, en él se muestra cual es la situación actual de la lucha contra el hambre, qué países han logrado progresar, los que no han realizado suficientes esfuerzos para reducir el hambre, o en los que no se ha realizado ningún progreso. Como podemos comprobar, se trata de una evaluación selectiva en la que no aparecen las regiones desarrolladas, como es el caso de Europa, Canadá, Estados Unidos, etc.

En el periodo de 2012 a 2014 una de cada nueve personas en el mundo (unos 805 millos) sufría subalimentación crónica, no tenía suficiente comida para poder tener una vida sana y activa. Esta es una cifra elevada, sin embargo, en la comparativa con la última década se ha reducido en unos 100 millones de personas y comparando los datos con el periodo 1990-1992, la reducción ha sido de 209 millones de personas.

La mayoría de las personas que pasan hambre viven en países en vías de desarrollo, un buen dato es saber que la proporción de personas que viven con comida insuficiente se ha reducido en estos países (en su mayoría) en un 42% desde el año 1990 hasta el presente año. A pesar de estos notables progresos, el 13’6% de la población de estos países, es decir, una de cada ocho personas, sigue padeciendo hambre. Si comparamos esta cifra con la del periodo comprendido entre los años 1990-1992, se ha reducido en un 10’9%.

73 países en vías de desarrollo han logrado alcanzar la meta relativa al hambre del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio, 25 países lograrán el año que viene reducir a la mitad el número de personas que pasan hambre, uno de los objetivos más rigurosos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación realizada en 1996. Según la FAO, es posible reducir a la mitad el número de personas que pasan hambre en términos globales, a mediados del próximo año, pero esto sólo será posible si se realizan suficientes progresos.

Con respecto a las regiones, la FAO apunta que existen grandes diferencias entre ellas, mientras que en América Latina y Asia Sudoriental se ha logrado un mayor éxito en la lucha contra el hambre, en zonas como Asia Occidental se ha experimentado un notable retroceso, en zonas como el África subsahariana vive la cuarta parte de las personas que pasan hambre en el mundo. En el mapa en color verde podéis ver los países que han logrado alcanzar la meta, que la alcanzarán el próximo año o que la prevalencia del hambre no superará el 5%, en amarillo aparecen los países que han realizado progresos insuficientes para alcanzar la principal meta del ODM si las actuales tendencias se mantienen, en rojo se muestran aquellos países que no han realizado ningún progreso, o que en su defecto, viven una situación peor. Los países no coloreados no han sido evaluados o no se dispone de información suficiente.

El segundo mapa corresponde a la prevalencia de la subalimentación en la población expresada en porcentajes, en color blanco aparecen las zonas con una muy baja prevalencia, inferior al 5%, en color rosa claro aparecen los países donde la prevalencia se considera moderadamente baja, entre el 5% y el 14’9%. En color rosa fuerte aparecen los países con una prevalencia considerada moderadamente alta en un rango de entre un 15% y un 24’9%. En color rojizo aparecen los países que se considera que tienen una alta prevalencia de la subalimentación, la población afectada oscila entre un 25% y un 34’9%. En color rojo fuerte aparecen los países que superan el 35%. En color gris aparecen aquellos países de los que no se tienen datos o son insuficientes.

La FAO destaca que a pesar de los progresos realizados, la inseguridad alimentaria sigue siendo un gran desafío, hay que recordar que otros factores pueden dar al traste con los avances realizados, como por ejemplo el cambio climático, la especulación alimentaria o los cambios políticos que se puedan producir en algunos países. A través de este enlace (Pdf) podréis acceder al informe sobre el Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo.

Fuente: Gastronomía & CIA