El Ministerio investiga a DIA y Alcampo y a sus proveedores de aceite de oliva

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, ha ordenado los análisis del aceite de oliva de DIA y Alcampo , denunciadas por COAG, y ha solicitado información a las propias cadenas y a sus proveedores.

|LEER MÁS|

Fuente: Alimarket
Anuncios

Unión de Uniones se suma a la OCU y FACUA y pide transparencia frente a los casos de presunto fraude de algunas marcas de aceite

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos haciéndose eco de la polémica desatada por el presunto fraude y manipulación de las muestras de análisis de algunas marcas de aceite de oliva, exige al Ministerio claridad y transparencia y, una vez resueltos los expedientes, se dé cumplida información a la opinión pública. Ante esto, se une a la postura de la OCU y FACUA y solicita que se arroje luz lo antes posible frente a estos casos que, aunque puntuales, pueden dañar al sector, contaminando la cadena alimentaria y generando desconfianza.
La organización señala que el sector del aceite de oliva es clave para el desarrollo de la economía y la dieta mediterránea, siendo España el primer productor mundial, con en torno a 1 millón de toneladas al año y fundamental para algunas comunidades autónomas como Andalucía, Castilla La Mancha, Valencia, Extremadura o Cataluña, generando alrededor de 12.000 puestos de trabajo directos. Además, dada su excelente calidad, cada vez se está abriendo más mercado a nivel mundial, como es en el caso de EE UU o China.
Unión de Uniones afirma que los consumidores, una vez resueltos los expedientes relativos a este asunto, tienen derecho a sancionar a estas marcas y a disponer de toda la información para poder hacer una elección libre y consecuente sobre qué aceite adquirir. La organización presentará un escrito al Ministerio con el objetivo de obtener toda la información necesaria relativa a este asunto y poder contribuir a una mayor transparencia del sector y salvaguardar a todos aquellos olivicultores que, actuando correctamente, puedan encontrarse bajo la mirada de sospecha del mercado y los consumidores debido a estos hechos puntuales y aún por resolverse.

Fuente: Interempresas

El Instituto de la Grasa logra 606.000 euros de fondos UE para investigar contra el fraude del aceite de oliva

El Instituto de la Grasa, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha conseguido, junto a un consorcio en el que están presentes 20 instituciones de 15 países, la concesión de 606.000 euros por parte de la Unión Europea para su proyecto Oleum, que generará soluciones analíticas innovadoras, más eficaces y armonizadas para detectar y combatir los fraudes más comunes y emergentes y para verificar la calidad de los aceites de oliva.

Esta cuantía ha sido concedida a través de la convocatoria Horizonte 2020, en relación a la crisis alimentaria, el fraude en la cadena alimentaria y el control de los alimentos sometidos a actividades fraudulentas. A esta convocatoria se presentaron una veintena de consorcios y en la que finalmente fue elegido el proyecto Oleum. El presupuesto total del proyecto es de cinco millones de euros.

En este consorcio participan “numerosos” expertos químicos que componen los grupos de expertos de los organismos reguladores del aceite de oliva, es decir, la UE y el Consejo Oleícola Internacional, según una nota del Instituto de la Grasa. Un total de ocho de estos expertos participan en el consorcio.

El Instituto de la Grasa aporta dos grupos de investigación, uno liderado por el investigador Wenceslao Moreda y otro por Diego Luis García; en total seis investigadores. Cada grupo va a recibir aproximadamente 300.000 euros de presupuesto en un proyecto tan específico y con tanta trascendencia como la autenticidad del aceite de oliva.

El proyecto Oleum realizará actividades de investigación basado en el desarrollo de métodos mejorados con el objetivo de detectar nuevos marcadores del proceso de desodorización del aceite; descubrir las mezclas ilegales entre aceite de oliva y otros aceites vegetales; controlar la calidad, mejorar la evaluación organoléptica con una prueba de panel cuantitativo, basado en métodos oficiales actuales, y con el apoyo de materiales de referencia a la medida para una mejor calibración de los paneles sensoriales, junto con herramientas de detección rápida para facilitar el trabajo de los panelistas.

Asimismo, se prevén actividades de transferencia de conocimiento y tecnología sustanciales para ayudar en la aplicación de un fácil acceso a un bando de datos Oleum, que contiene toda la información de la investigación Oleum y otras fuentes internacionales fiables; así como la puesta en marcha de la RED Oleum para interesados.

Por último, tiene previsto una estrategia de difusión robusta por el proyecto destinada a compartir efectivamente los resultados con todos los interesados en la cadena de suministro de aceite de oliva, para mejorar la confianza del consumidor y del mercado, y preservar la imagen del aceite de oliva en una escala global.

Fuente: 20 Minutos

Consideración de la gestión del fraude en los protocolos de seguridad alimentaria

La aceptación del aceite de oliva debido a los beneficios potenciales de su consumo, que han sido avalados por numerosas y prestigiosas investigaciones científicas, es un hecho evidente tanto en España como en otros países. Esto ha traído como consecuencia un aumento del número de transacciones, incluidas exportaciones, en los últimos años. Este auge en la comercialización y consumo se traduce en un mayor interés del consumidor por conocer el producto en el que se sustenta una parte fundamental de su dieta.

(LEER MÁS)

Fuente: Interempresas

Guía para la Prevención del Fraude Alimentario

Al mismo tiempo, se presentó la Guía como una herramienta de aplicación voluntaria para la gestión y prevención del fraude, comprensible y adaptable a la realidad de cada empresa.

La guía es un manual que aporta una serie de pautas para la prevención del fraude alimentario, destinado a técnicos y profesionales de empresas del sector alimentario, especialmente directores y responsables de Calidad y todas aquellas personas implicadas en el control de calidad de los productos alimenticios.

La jornada fue presidida por Gloria Cugat, subdirectora general de Inspección y Control Agroalimentario del DARP. Adriana Fernández, máster en Seguridad Alimentaria, fue la encargada de presentar la Guía, elaborada por Premiumlab.

Fuente: Olimerca

Nuevo método de autenticación rápida de aceites comestibles

La autenticación de aceites comestibles ha sido un tema de largo plazo en la seguridad alimentaria, y se convierte importante particularmente con la aparición y el uso generalizado de los aceites de alcantarilla en los últimos años. El enfoque analítico convencional para aceites comestibles no es solamente laborioso y consume mucho tiempo, también falla para proporcionar una solución versátil para la detección de aceites de canalón. Con la creación de un protocolo analítico simple y una biblioteca espectral de aceites comestibles, el nuevo enfoque es capaz de determinar la autenticidad de una muestra de aceite comestible etiquetada y aceites de canalón.

PolyU metodo autenticacion aceite

Por otra parte, la identificación de los aceites de canalón implica principalmente la detección de ciertos marcadores de residuos de alimentos o productos químicos tóxicos y cancerígenos en la muestra.

Debido a la gran diversidad de aceites de canalón y el hecho de que se dirigen a compuestos que podrían ser eliminados por el procesamiento, una estrategia universal para detectar aceites de canalón no está disponible en la actualidad.

El enfoque convencional para la autenticación de aceite comestible implica mucha mano de obra y el pretratamiento de la muestra consume mucho tiempo y la subsiguiente separación cromatográfica para separar la mezcla de la muestra complejo antes de la detección de espectrometría de masas, una tecnología utilizada para la identificación y cuantificación de compuestos químicos. Todo el proceso tarda unas horas para analizar una muestra.

Investigadores de PolyU han desarrollado un método simplificado para el análisis directo de los aceites comestibles utilizando láser de desorción/espectrometría de masas de ionización asistida por matriz (MALDI-MS). En el nuevo enfoque de MALDI-MS los involucrados son solamente la preparación de muestras sencillas, la adquisición automática de datos y procesamiento de datos simples.

Alta calidad y resultados altamente reproducibles de espectros MALDI-MS se pueden obtener con este método, y una base de datos preliminares espectrales de aceites comestibles etiquetados disponibles en el mercado se ha establecido.Diferentes tipos de aceites comestibles tienen diferentes patrones espectrales MALDI-MS, la autenticidad de una muestra de aceite comestible puede entonces determinarse en cinco minutos mediante la comparación de su espectro MALDI-MS con los de su aceite de etiquetado en la base de datos establecida. Dado que este método es capaz de autenticar aceites comestibles, también permite un cribado rápido de aceites de canalón.

El equipo de investigación establecerá una biblioteca espectral MALDI más completa de varios aceites comestibles en los próximos dos años, y mejorará la técnica de búsqueda de biblioteca. Además, más pruebas de las muestras de aceite comestible con diferentes equipos de MALDI-MS se llevarán a cabo para validar el nuevo enfoque.

Fuente: Foods News Latam

Nuevas recomendaciones sobre consumo de grasas y aceites en un documento de consenso

La grasa está formada por distintos tipos de ácidos grasos (AG) y es un nutriente importante para una alimentación variada y equilibrada, pero su calidad, más que su cantidad, tienen una gran influencia sobre la salud.

Por ello, la FESNAD, en el marco de un Congreso celebrado en Sevilla semanas atrás, ha presentado un detallado documento de consenso sobre las grasas y aceites en la alimentación de la población adulta española.

Dicho documento, financiado gracias a la contribución de Unilever, recoge la evidencia científica obtenida a partir de diversos estudios publicados entre los meses der enero de 2004 y 2014 sobre las grasas en la alimentación y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, angina de pecho y accidente vascular cerebral) o diabetes.

as publicaciones se examinaron para averiguar su calidad, consistencia y relevancia de cara a emitir recomendaciones válidas; además, se analizaron datos de encuestas nutricionales recientes en la población española.

Una de las novedades del documento, informan sus autores, es que se deja de considerar a los nutrientes, tales como los ácidos grasos, como unidad nutricional básica y se da más importancia a los alimentos que los contienen (aceites procedentes de frutos o semillas, frutos secos, carnes, productos lácteos, etc…).

(leer más)

Fuente: Efe Salud